Noticias
Loading...

Hipertensión Arterial

Publicado: Mayo 17, 2021

El 17 de mayo se conmemora el día mundial de la Hipertensión. Esta enfermedad es muy peligrosa porque puede dañar diversos órganos.  Suele presentarse debido al sedentarismo y malos hábitos alimenticios; pero también puede desarrollarse por factores hereditarios. El cardiólogo Rodrigo León Vivar de la Clínica Ricardo Palma despeja algunos mitos en relación a esta patología cada vez más frecuente en nuestro país.

1. Cuando uno tiene presión alta no debe hacer ejercicio ni cargar peso. 
Mito. La actividad física regular es elemental en pacientes con hipertensión arterial, ya que ayuda a controlar la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular de las personas. Se recomienda ejercicio físico, de preferencia de tipo aeróbico, mínimo 30 minutos, 5 veces a la semana.

2. Si logro controlar mi presión arterial ya no necesito tomar mis medicinas para la presión alta 
Mito. Si una persona con hipertensión arterial deja la medicación habitual prescrita por su médico volverá a tener medidas elevadas de presión arterial. No pueden dejar sus medicamentos, salvo indicación de su médico. 

3. Los medicamentos para la presión arterial pueden afectar mi rendimiento sexual.
Mito. Los medicamentos para la presión arterial no tienen efecto alguno sobre la función sexual.

4.  Tengo hipertensión por culpa del estrés.
Mito. Las personas con hipertensión arterial llevan consigo un componente hereditario de la enfermedad, que en algún momento de su vida lo llegan a desarrollar y es así como se manifiesta la patología. El estrés por sí mismo no causa hipertensión arterial.

5.  Si consumo poca sal, no debo preocuparme por mi presión arterial. 
Mito. Las personas con predisposición genética a hacer hipertensión arterial, en algún momento de su vida la desarrollan. El consumo disminuido de sal no impedirá que sufran la enfermedad, por lo tanto, es recomendable realizar un control regular de la presión arterial.

6. La hipertensión puede dañar diversos órganos.
Verdad. Si los valores de presión arterial no se controlan y se mantienen elevados, con el paso de los años, se van dañando nuestros principales órganos, como corazón, cerebro y riñones, conllevando a enfermedades como infarto cardiaco, infarto cerebral o insuficiencia renal.

 




Color Examples