Noticias
Loading...

Regreso a clases con tecnología ¿Cómo estar seguro de la inversión que haremos

Publicado: Marzo 09, 2019

Además de la enorme lista de útiles escolares, la tecnología también está presente en los requerimientos del estudiante. Los especialistas en tecnología del Centro Comercial Cyber Plaza te brindan algunos consejos para tener una excelente compra.

Antes de hacer esta importante inversión, debes tener clara la idea del uso que le darás al equipo adquirido, si solo es para estudiantes de nivel escolar o si también estará orientado a los universitarios de la casa, incluso en este último detalle, los requerimientos de máquina no son los mismos en un estudiante de diseño gráfico o arquitectura, que los de uno de administración, contabilidad o economía.

La clave de todo incide en la combinación del procesador y la memoria RAM. Primero debes pensar en que se utilizará el equipo: Si el uso es de cuadros informativos (Excel), textos y documentos (Word) e Internet, se puede considerar que es básico o promedio (Procesadores Core i3 hasta i5 o sus equivalentes Ryzen 3 y Ryzen 5). Por el contrario, si además harás diseños complicados (Photoshop, CorelDraw o incluso AutoCAD) o si la usaras para tus aventuras gamer (Videojuegos) debe considerarse como algo avanzado (Procesadores Core i5 hasta i7 o sus equivalentes Ryzen 5 y Ryzen 7).

A esto, se le deberá adicionar la selección y compra del monitor. Los tamaños suelen empezar en 17 pulgadas hasta las 32 pulgadas, siendo los habitualmente adquiridos los de 21 pulgadas. Lo ideal es que sea el promedio o de ser posible, el más grande, así podrás realizar cualquier tarea.

Respecto a la memoria RAM, mientras más memoria tenga instalada el equipo, más programas podrás tener en uso a la vez. Lo ideal es tener 4 Gigabytes si le darás un uso básico. En cambio, si el uso es intermedio hacia avanzado, el mínimo recomendado es de 8GB, siendo el tope recomendado 16 Gigabytes (más es posible, pero el 95% de programas en el mercado informático usan un máximo de 12 Gigabytes).

Finalmente está el disco duro. El tipo que hay que comprar depende del uso que le vamos a dar. Si vamos a instalar muchos programas necesitamos uno con gran capacidad, pero si adicionalmente tendremos programas gráficos y/o videojuegos debe ser uno con buena velocidad de lectura. Si grabamos y editamos muchos vídeos, también debe tener un buen rendimiento en la escritura y si estamos continuamente borrando e instalando programas o creando contenido, el disco debe tener una buena fiabilidad y duración.

Existen diversos tipos de discos en el mercado, pero en esta guía nos orientaremos a 2 grupos principales. Los discos duros convencionales (HDD) y los discos de estado sólido (SSD). Los primeros son de velocidad estándar pero de buen tamaño de almacenamiento, mientras que los SSD son mucho más rápidos (hasta 5 veces) pero bastante breves en espacio de almacenamiento. En muchos casos se usan combinaciones de ambos para poder lograr un equilibrio de velocidad y almacenamiento. Por ejemplo, se instalan ambos y en el SSD se coloca el Windows y los programas, estando el HDD como disco secundario solo para guardar datos (archivos, documentos, videos, música, etc.).

De hecho, existen muchos más tipos de discos y capacidades, pero en esta guía nos queremos orientar a lo estándar y promedio en cuestión de costo vs beneficio.




Color Examples